miércoles, 7 de julio de 2010

LA CONVERSACIÓN

Los requisitos para lograr una buena conversación:


 
Los requisitos básicos para que se realice eficazmente una conversación y cumpla con los objetivos son: 
  1. Hablar con brevedad y precisión.
  2. Entregar información verdadera y, en lo posible, comprobable.
  3. Aportar información relacionada con el tema que se discute.
  4. Utilizar expresiones claras y exentas de ambigüedades.

Existen dos tipos de Conversación:

 
A-Conversación Estructurada: se trata de una conversación planeada con anterioridad. Se organiza unilateralmente, lo que quiere decir que está convocada y dirigida por una sola persona o por un número reducido de participantes. Los temas que se abordan han sido definidos previamente.

Los tipos de conversación estructuradas son: la entrevista, el foro, el debate, la asamblea, el consejo de curso, etc.

 
B- Conversación Cotidiana o Espontánea: la conversación cotidiana se caracteriza por su espontaneidad, es decir, no es planificada previamente. Requiere de la participación y voluntad de los interlocutores (dos o más de ellos).

 

ESTRUCTURA INTERNA DE LA CONVERSACION

El turno de habla es la unidad básica de una conversación y corresponde a la intervención en que cada hablante toma la palabra durante un tiempo. La extensión de los turnos no está previamente determinada, aunque si alguno de los interlocutores habla demasiado es probable que sea interrumpido o sancionado de alguna forma y se fuerce a un cambio de turno. Los cambios de turno se pueden producir de variadas maneras:

*El hablante cede la palabra: el hablante da por terminada su intervención e indica que otro interlocutor debe seguir. Por ejemplo:

Juan: ¡Uf! ¡Qué calor hace!, ¿no te parece?

*Un interlocutor se toma la palabra: uno de los interlocutores interrumpe al hablante, lo que da pie al desarrollo de un tema. Por ejemplo:

Juan: Cuando me bajaba del colectivo vi que venia Diego y…
Evelyn: Oye, ¿y supiste a quien echaron de "El Baile"? Estuvo muy bueno...

*Un interlocutor pide el turno a través de signos no verbales: uno de los interlocutores carraspea, mira para otro lado, etc. En estos casos el hablante puede ceder su turno o no tomar en cuenta la intención de su interlocutor. Por ejemplo:

Juan: …yo creo, de verdad, que lo que deberíamos hacer es montar otro negocio…
Eve: (mira con cara de atrasada su reloj).
Juan: Se hace tarde, mejor hablamos otro día, ¿te parece?


Elementos verbales, no verbales y paraverbales de una conversación, ya que una conversación está compuesta por:

✎ *Signos verbales: son los que constituyen el código lingüístico, es decir, el vocabulario, la sintaxis y la fonética de la lengua utilizada.

✎ *Signos no verbales: son signos extralingüísticos, pero que también desempeñan una función comunicativa. Por ejemplo, la apariencia general de los interlocutores, las expresiones faciales y gestos corporales, los acercamientos y distanciamientos respecto al interlocutor.

✎ *Signos paraverbales: Son aquellos que ayudan y/o aportan sentido a la comunicación verbal a través de elementos como la entonación, el énfasis y las pausas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores